Dirección de Regulación Ambiental en R. H.

Un importante desafío para el Estado Plurinacional de Bolivia a través de la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Agua Potable y Saneamiento Básico AAPS, es hacer efectivo el Agua Potable y Saneamiento Como Un Derecho Humano, reconociendo la importancia que tienen para el cuidado de la salud pública, la superación de la pobreza, la dignidad humana, el desarrollo económico y la protección del medio ambiente.

La AAPS a través de la Dirección de Regulación Ambiental, Recursos  Hídricos y Saneamiento Básico, fundamenta sus acciones basadas en las políticas nacionales de:

• Control y Conservación del Medio Ambiente.

• Uso eficiente del agua.

• Accesibilidad física – financiera a los servicios de agua potable y saneamiento .

• Universalización de los Servicios Básicos.

De las políticas mencionadas emergen las siguientes líneas de acción:

1) SISTEMAS DE AUTOABASTECIMIENTO DE RECURSOS HÍDRICOS –SARH

Regular el uso y aprovechamiento de usuarios que generen productos bienes y/o servicios que se autoabastezcan del recurso hídrico; para contribuir a la conservación protección, preservación, restauración y uso sustentable del recurso hídrico velando el equilibrio entre la satisfacción de las necesidades de agua para consumo humano, los procesos productivos que garanticen la soberanía con seguridad alimentaria y los sistemas de vida de la madre tierra.

2) SUSTENTABILIDAD DE LAS FUENTES DE AGUA

Regular, controlar y fiscalizar el uso, acceso y aprovechamiento adecuado, racional y sustentable del recurso hídrico, cuidando y protegiendo las fuentes de agua para satisfacer en cantidad y calidad la prioridad de uso del agua potable para el consumo humano.

3) SANEAMIENTO CONVENCIONAL

Regular, controlar y fiscalizar el servicio de saneamiento convencional para lograr la sostenibilidad en los servicios en armonía y equilibrio con los sistemas de vida de la Madre Tierra.

4) SANEAMIENTO ALTERNATIVO

Regular, controlar y fiscalizar los servicios de saneamiento alternativo para establecer controles sobre el manejo tratamiento y disposición de excretas, mitigando los impactos al medio ambiente y coadyuvando al derecho de acceso al saneamiento.




Más información